Mis favoritos de Paris

DOMINGO

Hoy es nuesto último día en Paris. Realmente el finde pasa volando! Menos mal que el avión sale a las siete de la tarde con lo que podemos aprovechar bastante rato.

Después de desayunar nuestro chocolate con croissant, qué buenísimos estaban recién hechos, cogemos el metro y nos vamos hasta Trocadero, para tener buenas vistas de la Torre Eiffel y hacer fotos. No sé si lo he dicho ya pero… Me encanta la Torre Eiffel!! Vamos a hacer fotos, y justo tenemos el sol de frente. Mal, porque salen todas a contraluz y oscuras, pero bueno, algo se podrá hacer con los programas de edición de fotos. No me gusta retocarlas mucho porque para mí la fotografía es un arte en sí, y el retoque ya es como falsificarlas, pero cuando no hay más remedio…

paris-2016-258-01-01

Hacemos unas cuantas fotos y bajamos hacia el carrusel, tenía ganas de montarme. Si es que en el fondo soy como una cría!  Por 2,50 € cada uno no nos vamos a quedar con ganas no?

paris-2016-266-01 img_20161106_153230

Al final no lo podemos remediar y seguimos andando hasta cruzar el Sena y llegar junto a la Torre. Allí hay mejor luz, además todo el parque está con los colores del otoño lo que hace que aún se vea más bonito.

paris-2016-277

No sé cuántas fotos hicimos, yo me habría estado allí horas, os he dicho ya que me encanta? Jajaja.

img_20161030_110332

Para no volver atrás fuimos a coger el metro a la parada más cercana a la Torre que es Bir-Hakeim. De allí nos vamos a Montmartre, mi otra parte favorita de Paris.

paris-2016-291

Llegamos a la plaza Abesses, allí vemos una de las típicas paradas de metro Art Nouveau, y de las pocas originales que quedan. Hoy es domingo, y está todo lleníiiiiiisimo de gente. Justo detrás de la plaza hay un pequeño parque donde está el Muro de los Te quiero, una pared con con la expresión te quiero en más de 300 idiomas. A ver si encontráis el español. No es fácil eh? Ya os digo que en la foto no sale, tendréis que buscarlos cuando estéis allí.

paris-2016-294

Seguimos callejeando y en vez de coger el funicular hasta el Sacre Coeur subimos por las escaleras.

paris-2016-301

paris-2016-305

Cuando llegamos a la explanada delante de la catedral me quedo muerta de la gente que hay. Nunca en las tres veces anteriores la había visto tan atestada. Empiezo a agobiarme, pero aún nos sentamos un rato a escuchar a un hombre que está tocando el arpa. Con tanta gente y el calor que pega no encuentro el romanticismo por ninguna parte, así que nos vamos porque empiezo a ahogarme con tanto follón y además me aburre ese hombre tocando música para dormir. Yo es que cuando hay tanta gente me agobio mucho, qué le vamos a hacer.

img_20161030_122854

Pero lo peor estaba por venir! Fuimos a la plaçe du Tertre, que yo la recordaba con sus pintores en el centro y todos lo caballetes con sus pinturas alrededor. Y cuando entro y veo, el centro de la plaza lleno de pérgolas de las terrazas de los restaurantes, los pintores alrededor, y millones de personas dando vueltas a la plaza como si fuesen un banco de peces, me quiero morir. Dónde está el encanto de Montmartre? Pisoteado bajo esas hordas de gente debe ser…

paris-2016-321

En fin salimos de allí como podemos, intento callejear pero es imposible, llega un momento que la gente me arrastra, imposible parar, girarse ni nada. No exagero, fue así. Veo una calle más vacía y nos metemos por allí. Da la casualidad que vamos a parar al Moulin de la Gallette. Es un antiguo molino de viento de los que había en Montmartre cuando era una zona de viñedos. Luego se convirtió en sala de baile, os sonará por los carteles que pintaban Toulouse Lautrec , Renoir, Van Gohg… ahora es un restaurante bastante caro.

paris-2016-330

Al final conseguimos andar por callejuelas que estaban bastante bien y sin tanta gente.

paris-2016-318

Se iba haciendo la hora de comer, y pasamos por varios restaurantes que tenían buena pinta, pero ya que estábamos allí me apetecía pasar por Les deux moulins. Os acordáis de la película de Amèlie? Pues este restaurante es donde trabaja ella.

paris-2016-333

img_20161030_143904

El bar está igual, es donde el director de la película solía ir a comer y tomar café, era vecino del barrio, y cuando rodó la peli eligió este. La zona del estanco ya no está porque empezó a ir tanta gente que lo quitaron para poner más mesas. Aun así se ve claramente que es el mismo, sin trampa ni cartón. Y además comimos muy bien. Pedimos una tabla de quesos y embutidos para los dos y un plato de patatas fritas que tenían muy buena pinta. Estaban riquísimas, la verdad. Dos copas de vino, y el agua que te sacan gratis. Y por 28€ comimos los dos, y no nos quedamos con hambre. Quería pedir la créme brulée, pero ya no me cabía nada más.

img_20161030_140402

Y ya nos fuimos tranquilamente hacia el hotel a coger las maletas para ir hacia el aeropuerto.

Quizá parezca por muchas cosas que he escrito que no me gusta esta ciudad. Sí me gusta, pero es que ha cambiado mucho. Supongo que pasa lo mismo que en todas las grandes ciudades, que llega un momento que ya nada es especial porque en todas partes encuentras lo mismo. Aun así Paris es una ciudad que hay que visitar, siempre se encuentra algo único, algo diferente, un rincón que te enamora. Yo no iría otra vez en fin de semana, eso lo tengo claro, si vuelvo procuraré que sea entre lunes y viernes.

Espero que os haya dado alguna idea para vuestro próximo viaje o escapada , y ya sabéis, cualquier cosa que queráis saber no dudéis en preguntar y os ayudaré en lo que pueda.

A disfrutar de Paris!!

paris-2016-280

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *