La cala más bonita de Mallorca

 

Último día en la isla, o mejor dicho último medio día. El avión sale a las cuatro y hay que aprovechar la mañana, y desde luego la aprovechamos bien, porque nos vamos a tres de las calas más bonitas que hay en Mallorca para mi gusto.

Después de recoger las maletas y desayunar nos vamos acercando hacia Palma y nos vamos a ver la famosa Caló del Moro. Nos costó un buen rato llegar, ya os dije en el primer post que estábamos en una zona un poco alejada de los sitios que queríamos ir, pero bueno, aún así llegamos pronto. No sabría deciros por dónde se va porque me llevaron, sólo sé que entrabas por una urbanización, te metías por unas calles que tampoco señalizaban cómo llegar y aparecías en unas calles llenas de coches aparcados que ya te dan la pista para saber que has llegado. En todo caso siempre está san Google Maps que seguro que os lleva, porque no creo que toda la gente que había hubiese llegado por casualidad.

Calo des Moro

Hay dos caminos de entrada, uno que está abierto y otro que tiene una puerta en la que pone propiedad privada. Pues es por esa. Así que sin miedo pasáis y ya os encontráis caminos por el bosque hacia la bajada a la playa. El sitio es precioso, además puedes estar por allí caminando y descubriendo rincones todo el día si quieres. Nosotros íbamos con el tiempo justo así que solo estuvimos haciendo unas fotos y disfrutando un rato del paisaje. Eso sí, si queréis bañaros id muy pronto porque la playa es muy muy pequeña y con cuatro se llena. Además el día que fuimos estaba el mar un poco revuelto y no se apreciaba tan bien el color tan azul del agua, y aún así me pareció una de las calas más bonitas que he visto nunca.

Caló des Moro

De ahí pasamos por otro camino a cala S’Almunia otra zona preciosa con unas pequeñas calas más abiertas pero también muy bonitas. Qué pena haber dejado esta zona para el último momento porque me habría quedado mucho más tiempo, pero ya se sabe que cuándo vas tan pocos días no puedes ver todo lo que te gustaría.

Volvimos al coche y fuimos a otra cala que a mí ni me sonaba. Cala Pi. También está un poco escondida, entras en una urbanización y entre las casas encuentras un cartel en el que indica playa, por ahí bajas unas escaleras y apareces en una pequeña cala con agua transparente que es una maravilla.

Cala Pi

Desde arriba se ve genial, y eso que ese día estaba el agua más turbia de lo normal, así que cuando esté perfecta eso tiene que ser como un trozo de paraíso.

Cala Pi

Aquí sí que bajamos a darnos un baño, aunque estuvimos poco rato porque tenía que ir al aeropuerto y yo me pongo muy nerviosa con esto de los horarios, con que nos fuimos ya acercando hacia Palma y entramos a comer algo en el centro comercial que está a cinco minutos del aeropuerto. La verdad que me gustó mucho, no me hubiese importado estar más rato con lo que a mí me gustan las tiendas jajajaja. Pero llegó la hora de despedirse y si la primera vez me fui pensando que Mallorca era bonita esta vez pienso que es una maravilla, y que aún me quedan muchas cosas por ver. La verdad que con las Baleares tenemos un paraíso y casi ni lo sabemos.

Igual que hice en el post anterior me gustaría recomendaros un par de sitios de cuando estuve la otra vez y que también me encantaron.

Pollensa, que me pareció un pueblo muy bonito y muy tranquilo. También aquí estuvo Agatha Christie escribiendo su novela Problema en Pollensa. No me extraña que quieran venir aquí tantos escritores a inspirarse.

Pollensa

Pollensa

Y Cabo Formentor, que tiene unas vistas increíbles, y una playa también de aguas transparentes que no os podéis perder. Cuando yo estuve no se apreciaba mucho porque estaba nublado, pero no me importaría verlo un día de sol porque tiene que ser espectacular.

Cabo Formentor

Espero que os hayan ayudado algo estos post, y como siempre cualquier duda me podéis preguntar por aquí o por Instagram y os ayudaré en lo que pueda.

Recordad que si reserváis con Booking a través del enlace del blog os devolverán 15€ a la vuelta de vuestro viaje. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *