Cuatro días en Mallorca

 

La primera vez que estuve en Mallorca fui yo sola y estuve conociendo la zona norte de la isla. Zonas como Pollensa, Soller, Cabo Formentor, Sa Calobra..Me gustó mucho y os recomiendo que no os las perdáis si tenéis tiempo, aunque en este viaje no las visité.

Esta vez también he viajado sola pero allí ya tenía compañía, así que algo vamos mejorando jajaja. Esta vez conocí más la zona del sur y el oeste de la isla. Y me encantó. La verdad es que Mallorca a veces suena a guiris alemanes y turismo de Inserso, pero tiene unos pueblos preciosos y unas playas que nada tienen que envidiar a las del Caribe. Otro paraíso por descubrir en España.

Playa Ses Covetes

El viaje fue un poco improvisado al final. En un principio yo iba a ir a casa de mi amigo y teníamos una idea de lo que íbamos a ver por allí cerca, pero a última hora no pudo ser y tuvimos que buscar un hotel deprisa y corriendo, con lo que ya no encontramos en la zona que nos interesaba y cogimos el que nos salía mejor de precio y más cerca de la zona que queríamos y tuvimos que irnos a S’Illot.

Como pasa en las islas que son un poco más grandes engañan las distancias, y aunque parezca que está todo muy cerca pierdes tiempo en la carretera, y hay trayectos que por kilómetros parece que te cuestan poco pero en realidad pierdes una hora o más.

ALOJAMIENTO

Como ya digo tuvimos que reservar a última hora y no había muchas opciones baratas para elegir, y encontramos el hotel Pinomar, con desayuno incluido. Nos salió por 120€ las 3 noches a los dos. El hotel no está mal, es un poco viejo, pero las camas eran cómodas y estaba limpio. Además tiene unas vistas estupendas al mar, así que para pasar la noche suficiente.

La zona no me gustó mucho porque es la típica zona de guiris llena de restaurantes, tiendas y actuaciones musicales de esas cutres en directo. El paseo marítimo no es muy grande, así que no tienes muchas opciones, pero no está mal si vas a pasar el día viendo otros sitios.

ITINERARIO DE CUATRO DIAS POR MALLORCA

Sábado- Llegada a Palma a las 15,30 Portixol, Ses Covetes, S’Illot

Domingo – Castillo de Capdepera, Cala S’Agulla, Cuevas del Drach, Portocolom, S’illot,

Lunes – Deia, Jardines de Son Marroig, Valldemosa, S’Illot, Por D’Andratx

Martes- Caló des Moró, Cala S’Almunia,  Cala Pi, Aeropuerto, el avión salía a las 16,30

 

Al estar un poco apartados de la zona que queríamos ver perdimos más tiempo en traslados, pero nos lo tomamos con tranquilidad y disfrutamos mucho. Para estar apenas tres días en total creo que aprovechamos bastante el tiempo.

El sábado llegué sobre las tres y media de la tarde, me recogió mi amigo en el aeropuerto y nos fuimos a la zona de Portixol a tomar algo. Está junto al puerto de Palma, es un paseo marítimo bastante agradable con muchos restaurantes y bares.

Portixol

Ya tocaba playa así que nos fuimos a Ses Covetes, una playa de arena blanca y agua cristalina que nada tiene que envidiar a muchas otras tan paradisíacas. La única diferencia que aquí en vez de haber palmeras hay pinos, pero es una maravilla. La pena fue que ese día había bastantes algas por la orilla, pero aún así se estaba genial.

Ses Covetes

Hay zonas azules para aparcar, y alguna zona en la que es gratis, pero como imaginaréis está llenísimo casi siempre. Luego hay que andar un trozo hasta llegar a la playa, pero hay un par de sitios para tomar algo que están muy bien. Cuando salimos de la playa nos metimos en el bar Esperanza, con un ambientillo muy chulo y tomamos unas tapas de boniato frito con salsa chipotle que estaban buenísimos. Me gustó mucho este bar, la verdad.De haber estado más cerca o tener más tiempo seguro que hubiese repetido.

Bar Esperanza, Ses Covetes

De allí nos fuimos hacia S’Illot, aún teníamos bastante trozo y quería dejar ya las cosas y ducharme. Entre unas cosas y otras se habían hecho casi las 9 de la noche cuando llegamos así que tranquilamente nos instalamos, disfrutamos de las vistas desde la terraza y nos arreglamos para salir a ver qué había por allí. Ya lo he dicho antes, mucho bar, mucho hotel, mucho guiri. Aunque tiene unas bonitas vistas a la playa, así que no estaba tan mal. Será que cuando estoy fuera y animada me gusta todo. Muy mal tiene que ir la cosa para que no me gusten los sitios.

Al final cenamos en un sitio que había al final del paseo, bastante grande, y comimos unas pizzas que estaban muy ricas. Tranquilamente volvimos hacia el hotel, a las 12 cierra todo y tampoco hay mucho que hacer, así que a descansar y así mañana aprovechamos el día.

En el próximo post os cuento todo lo que hicimos 😉

S'Illot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *