Clínica de muñecas, Cristo Rey y Alfama

 

Siempre que viajo a algún sitio me gusta buscar lugares que no sean tan conocidos, “lugares secretos”, sitios que a veces no salen en las guías de viaje y encuentras buscando por los blogs o los foros de viajes. A veces encuentras restaurantes que no son tan turísticos, bares que tienen alguna característica especial, o sitios curiosos como el que encontré en Lisboa y que no me quise perder.

Desde el momento en que lo leí me pareció muy curioso, y desde luego lo fue, supongo que es un sitio que no le hará gracia a todo el mundo y que es totalmente prescindible, pero a mi me gustó por ser algo diferente. Se trata de la Clínica de muñecas, Hospital de Bonecas en portugués.

clinica de muñecas

Así empezamos nuestro tercer día en Lisboa, después del consabido desayuno, of course, fuimos a la plaza da Figueira donde se encuentra la tienda en la que está escondido este hospital.

Es una pequeña tienda donde venden casas de muñecas, y complementos. Entras, dices que vas a visitar el hospital de bonecas y te suben a un piso enorme donde tienen todos los recambios imaginables para toda clase de muñecas, antiguas y modernas.

Clinica de muñecas Lisboa Clinica de muñecas Lisboa

Cada habitación es un taller, o un museo o un almacén. Conservan una gran colección de juguetes antiguos digna de ver. Una señora muy amable que no hablaba ni papa de español ni de inglés nos fue enseñando todo lo que tenían, pero nos entendíamos bien. No tuvo ninguna prisa y nos dejó curiosear con toda tranquilidad. Como digo fue una experiencia curiosa y muy interesante.

clinica de muñecas

Clinica de muñecas Lisboa

Ahí lo dejo, yo si tuviera tiempo no me lo perdería, por los 2€ que cuesta la entrada es un museo digno de ver.

Nuestro siguiente plan era ir a la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos, y nos acercamos a la oficina de turismo de la Plaça do Comerço para preguntar qué tranvía llegaba hasta allí. Nos lo dijeron pero también nos avisaron que al ser lunes estaba cerrado, como la mayoría de monumentos. Así que cambiamos el plan y pensamos subir hasta el Cristo Rey, esa figura que se divisa desde casi todos los puntos de la ciudad y que recuerda al de Río de Janeiro, de hecho está inspirado en esa figura.

Cristo Rey Lisboa

Cómo llegar al Cristo Rey de Lisboa

Para llegar tendremos que coger un ferry desde la estación de Cais de Sodré, a la que también llega el metro y el tren,  hasta Cacilhas. En este pueblo nos encontramos varios restaurantes especializados en pescado y marisco. Desde aquí tenemos que coger el autobús 101, que nos lleva hasta la explanada grande de la entrada al Santuario. Desde allí ya se tienen unas vistas estupendas del puente 25 de abril y de toda la ciudad, pero decidimos subir hasta el mirador del Cristo, cuesta 4 € y aunque no cambian mucho ahí podemos ver mejor todo lo de alrededor.

Cristo Rey

La verdad que fue un plan totalmente improvisado, porque jamás se me había ocurrido ir hasta allí, pero al final fue algo diferente que nos gustó mucho. No es algo que hacer si tenéis poco tiempo pero si vais varios días es algo que podéis incluir en vuestras visitas y tener un punto de vista diferente de Lisboa.

Cristo Rey Lisboa

Como se nos hacía tarde, comimos allí mismo en el bar que hay un bocata. Nada del otro mundo y caro, como os podéis imaginar, puesto que es lo único que hay allí, así que lo pagas todo a precio de oro, así que tenedlo en cuenta para que nos os pille la hora de comer allí.

Después decidimos ir a pasear por el mítico barrio de Alfama. El barrio es muy chulo, tiene un encanto que no se puede explicar. Parece que sea un pueblo aparte de Lisboa, se ve hasta en la forma que vive la gente, sentados en las puertas hablando unos con otros, los niños jugando por la calle… Aunque esta vez poco vi de eso, porque hacía un calor de morirse, pegaba el sol que parecía que te ibas a abrasar y todas esas calles empinadas no ayudaban a pensar que podríamos salir de allí con vida. Qué horror!! Creo que ya lo dije en otro post, pero si podéis evitar los meses de pleno verano para ir, mejor o al menos venid a pasear por Alfama a partir de las siete de la tarde. Aun así disfruté de las callejuelas, las típicas casas con la ropa tendida de lado a lado de la calle, las plazas arboladas… Menos mal que había muchas tiendas abiertas para comprar agua!!

Alfama Alfama
Alfama Alfama

Seguimos callejeando hasta llegar al barrio del chiado y  fuimos a tomar un helado a Santini que nos lo habíamos ganado. Es una heladería que lleva mucha fama y con razón. Los helados están buenísimos, y hay de muchísimos sabores. Esta heladería se fundó en el año 1949 en Estoril, y fue abriendo más tiendas por Lisboa, Cascais… No dejéis de tomar un helado aquí, que no os asuste la cola que suele haber, merece la pena esperar, porque además es rápida, y seguro que volvéis.

 

2 thoughts on “Clínica de muñecas, Cristo Rey y Alfama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *